28/3/17

¿Qué es y qué hace una Doula?

Cuando digo que estoy finalizando mi formación como Doula, muchas veces me preguntan qué es una Doula y qué hace

Estas preguntas, seguramente casi se pueden responder a la vez y eso es lo que voy a intentar en esta entrada, además de explicaros qué tipos de acompañamientos hacemos.

Una Doula, es, generalmente, una mujer capacitada para apoyar a otra mujer en su proceso hacia la maternidad, incluyendo la pre-concepción, embarazo, parto y puerperio. Algunas incluso acompañan en la primera etapa de crianza, brindando apoyo físico y emocional, e información a la pareja en aquello que les surjan dudas.

Digo que generalmente es una mujer porqué hay pocos hombres que se hayan formado para dicho cometido, pero alguno hay (Carlos, de un Papá como Vader, por ejemplo).

La Doula se puede haber formado en conocimientos generales sobre concepción y temas de fertilidad, el desarrollo del embarazo, fisiología del parto, lactancia materna, sueño del bebé lactante... En mi caso, además del curso propio de Doula, que incluye conocimientos de fertilidad, embarazo, parto, puerperio y duelo perinatal, tengo formación como asesora de lactancia y en breve realizaré un curso sobre derechos como paciente hospitalaria para poder dar herramientas legales a las mujeres que precisen hacer valer sus derechos para que respeten sus decisiones durante su ingreso o el de su bebé, o para ayudar a quién haya sufrido violencia obstétrica.

Además, una Doula acostumbra a tener una red de contactos relacionados con todos estos temas para derivar a la mujer, pareja o bebé, si hay algo concreto que les preocupa y va más allá de un acompañamiento o si se necesitan tratamientos específicos como puede ser recuperación de suelo pélvico u osteopatía infantil, por ejemplo.

Hay que tener claro que una Doula no es una profesional del ámbito sanitario, por lo tanto ni diagnostica ni atiende, solo acompaña y brinda información. Y nunca debería decidir influir en las decisiones de las mujeres o parejas.



En cuanto a los acompañamientos, podemos decir que de manera general se acostumbran a realizar lo siguientes tipos:

- Acompañamiento pre-concepcional: cuando una pareja se plantea buscar el embarazo o está teniendo problemas para concebir, la Doula puede informarles de diferentes métodos para controlar la ovulación, darles apoyo emocional, ofrecerles información sobre tratamientos de reproducción asistida...

- Acompañamiento durante el embarazo: se resuelven dudas sobre pruebas médicas o diagnósticos brindando información a la embarazada sobre el tema. Si la mujer lo requiere (no tiene quién la acompañe, le genera nerviosismo o estrés la visita, no entiende los términos médicos o simplemente prefiere que alguien que entienda del tema esté a su lado), la Doula puede acompañarla a las visitas médicas.

Durante este período, se puede ayudar a la madre en la redacción de su Plan de Parto, explicándole todas las opciones que tiene en cada uno de los puntos para que elija libremente y no quede condicionada por los consentimientos informados que hacen firmar en los centros sanitarios.

- Acompañamiento durante el parto: desde la semana 37 de gestación, la doula entra en guardia y está disponible para acompañar a la mujer desde el momento en que ella quiera. Habrá quién quiera el acompañamiento desde que tenga la primera contracción, habrá quién prefiera esperar hasta el momento de ir al hospital, otras que busquen su apoyo en el momento del parto activo y expulsivo, o puede que una mujer quiera que la Doula la acompañe durante toda la dilatación y prefiera quedarse asolas con su pareja en el momento del expulsivo. 

Todo esto se habla previamente y si la mujer cambia de parecer durante el proceso del parto lo transmite y se adapta el acompañamiento a sus deseos.

La Doula en este momento trabaja para librar de preocupaciones a la madre, que debe estar muy concentrada en sí misma y en el proceso de parto para que todo fluya, por lo que si a la mujer lo que le preocupa más que sus contracciones es quién estará cuidando de sus hijos pequeños, la Doula estará cuidándolos, por ejemplo.

Se trata de que la mujer esté lo más tranquila posible y ahí estaremos para conseguirlo.

El acompañamiento durante el parto incluye un mínimo de dos visita post-parto para comprobar si la lactancia se establece correctamente y no hay problemas que puedan afectar a madre y criatura.

- Acompañamiento post-parto: además de ofrecer asesoramiento sobre lactancia materna, el puerperio es un momento de mucho cambio físico, emocional y de adaptación familiar, por lo que la Doula puede servir como un gran apoyo emocional.

A parte de todos estos tipos de acompañamiento, siempre se pueden concertar reuniones o visitas sueltas para cubrir cualquier necesidad que le surja a la mujer durante todo el camino hacia su maternidad.

No sé si se entiende demasiado a qué nos dedicamos las doulas, pero si tenéis cualquier pregunta podéis realizarla dejando un comentario aquí mismo o enviándome un mail a dobleaventuras@gmail.com.

Y si sois de Barcelona y queréis una Doula que os acompañe aquí me tenéis ;)

Espero haberos resuelto dudas.

22/3/17

Parto vaginal después de cesárea

Con este post me gustaría convenceros de que después de una cesárea se puede parir normal, sin tener que pasar por otra cesárea y, menos aún, tener que programarla casi desde el inicio del siguiente embarazo.

Es muy típico encontrarnos con personas mayores de nuestro entorno que nos digan que seguro que después de una cesárea como mucho podremos tener solo un hijo más y que también deberá nacer de la misma manera, y esto viene de que hace años, los profesionales sanitarios así lo creían por miedo a que la mujer tuviese una rotura uterina, pero varios estudios han dado a conocer que dicho riesgo es tan mínimo, que si todo el transcurso del embarazo es normal y no hay complicaciones, es mucho más beneficioso para la mujer intentar un parto vaginal que no tener ya de serie otra cesárea.

Para que veáis que el riesgo de rotura uterina con cesárea previa es bajo de verdad os puedo decir que éste oscila entre el 0,1 y el 1% en partos vaginales sin inducción (según estudios internacionales recogidos por El Parto es Nuestro) o incluso más acotado, como recoge este artículo de la Federación de Matronas, que lo deja entre un 0,32 y 0,47%). En algunos estudios de sobre partos después de cesárea en casa o casa de nacimientos se considera nulo dicho riesgo por no recogerse ninguna caso de la muestra de partos estudiados, y en los que recogen algún caso el riesgo es de un 0,002 aproximadamente.

En el caso de no haber cesárea previa, los estudios hablan de 1 caso entre 2000 nacimientos, subiendo en el caso de algunos países africanos a probabilidades de 8 entre 1000 (entiendo que dicho aumento en ciertas zonas africanas viene dado por la no detección de problemas en ámbitos donde no hay un seguimiento médico durante el embarazo).

En definitiva, una rotura uterina es muy poco probable y por más que algunos nos intenten convencer de lo contrario, si todo va bien, se puede intentar un parto vaginal aunque haya una cesárea o más anteriormente. Así que no tengáis miedo y repetidle a todo aquel profesional sanitario que os siga durante el embarazo, que queréis parir de manera vaginal, presentad un plan de parto con tiempo, hablad mucho de vuestro deseo de tener un parto normal, y si aún así os hacen dudar de vuestra capacidad para poder parir buscad una segunda opinión o contactad con una Doula que os sepa facilitar información adecuada.

Si no encontráis un centro sanitario en el que os permitan intentarlo, plantearos la posibilidad de parir en casa o en una casa de nacimientos porqué ahí respetarán vuestro deseo sin coaccionaros ni meteros miedo.

El único inconveniente para un PVDC (parto vaginal después de cesárea), sería llegar a la semana 42 de gestación, límite que ponen muchos centros hospitalarios para que se dé un parto con inicio espontáneo, porqué está contraindicado inducir el parto con hormonas sintéticas si se tiene una cesárea previa, ya que el riesgo mínimo del que hablábamos anteriormente sube hasta un 6% (aunque en algunos centros induzcan de todas maneras...).

¿Qué se puede hacer si se acerca la fecha límite para intentar librarse de una nueva cesárea?

Una posibilidad es decirle al equipo médico que llegada la semana 42 no se quiere ni una inducción ni una cesárea y se prefiere ir a un control diario donde comprobar que la placenta no ha envejecido y sigue nutriendo al bebé, así como que no hay sufrimiento fetal. 

Si se da uno de estos dos casos habrá que intervenir porqué estará en riesgo la salud del bebé.

Por otra parte, se pueden intentar métodos naturales para provocar el parto.

Está demostrado que tener relaciones sexuales con eyaculación durante varios días ayuda a madurar y suavizar el cuello uterino porque el semen masculino tiene prostaglandinas. Además, si la mujer tiene un orgasmo generará oxitocina, que es la hormona encargada de provocar las contracciones que harán dilatar el cuello uterino e ir haciendo descender al bebé por el canal de parto, con lo que masturbase tampoco sería mala idea.

También se dice que comer chocolate negro o beber infusiones de canela u hojas de la planta de las frambuesas también ayuda porque son útero-estimulantes, y se trataría de tomar tres infusiones diarias hasta unos días después del parto.

Otro tema es dejar cualquier miedo de lado, ya que el miedo genera adrenalina, que es una hormona antagonista de la oxitocina y endorfinas que se producen durante el parto, paralizando este o impidiendo que se inicie.

También se han dado buenos resultados al someterse a una sesión de acupuntura.

Y algo que os recomendaría es hablar mucho con vuestro bebé, explicarle que en casa estáis preparados para recibirle, que vosotras estáis preparadas para parirle, que tenéis ganas de verle, abrazarle, mimarle... Madre y bebé están conectadísimos, y aunque no lo creamos compartimos tanto con ellos, que ¿por qué no puede darse esa comunicación?

Como última opción, un matrona o ginecólogo/a, con mucho cuidado, podría hacerle a la mujer la maniobra de Hamilton, que consiste en separar un poco la placenta del útero.

Antes de realizar esta maniobra, el profesional sanitario debe informar a la mujer de lo que se le va a hacer, cómo se realiza y que riesgos tiene, y la mujer dar su consentimiento aceptando el procedimiento.

Los riesgos que la maniobra de Hamilton conlleva puede ser la rotura prematura de la bolsa amniótica lo que hará que pasadas pocas horas, si el parto es hospitalario, se induzca el parto con medicación, hemorragia en caso de no detectarse placenta previa o contracciones intensas muy pronto.

Espero que este post os ayude a conseguir un parto vaginal después de cesárea, ya que a parte de libraros de otro corte, verse capaz de parir ayuda a cicatrizar heridas mucho más profundas que nos quedan a las madres.



Yo misma tenía la espinita clavada de no haber podido parir a los mellis, y conseguir parir a N fue un subidón de energía. Además os diré que el hecho de poder moverse nada más parir en vez de tener que esperar 12 horas, no tiene precio.




13/3/17

Cómo entretener a los niños cuando sales fuera

Dentro de nada llegan las vacaciones de Semana Santa, y si tenéis pensado salir con los niños a parte de tener en cuenta los objetos de puericultura imprescindibles seguro que otra cosa a plantearse es qué llevarse para entretener a los peques de la casa.

Como aquí somos muchos y el espacio en el maletero es limitado, he pensado que podía daros ideas de juguetes u objetos pequeños y que a los peques, y no tan peques, les van a encantar (y os recomiendo llegar al final del post, porqué trae sorpresa):

- Story Cubes: juego de la marca Asmodee que consta de diversos dados con dibujos. Con los pictogramas que salen al azar tienes que ir inventando una historia.



- Libro pizarra: a todos los peques les gusta dibujar y las pizarras les chiflan, así que la evolución de las pizarras enrollables hechas libros de Jaq Jaq Bird dan para poder hacer varios dibujos y no tener que borrar si quieres hacer uno nuevo, porqué tienes otras páginas libres.



- Linterna de historias: en la línea de los Story Cubes, tenemos la linterna de Moulin Roty con tres discos repletos de imágenes para proyectar en la pared e inventarnos mil historias relacionadas con el zoo y el circo.



- Memory tactil: bolsa con un montón de piezas de madera con materiales de varias texturas que servirán para agudizar el sentido del tacto y la paciencia para saber encontrar la pareja.



- Memorietas: pequeños cuadrados de tela de pizarra en los que puedes crear tu propio memory con dibujos, palabras, números... Lo que te apetezca según los intereses de tus criaturas o lo que estén trabajando en el cole.

- MiniBox: se trata de las cajas de PinTaPum, una pequeñas cajas que llevan dentro 10 postales para colorear, 12 plastidecors, y dos hojas de pegatinas. Estas cajitas son ideales para llevar en el bolso y tenerlas a mano siempre que tenemos visitas médicas, comemos fuera o salimos a cualquier sitio con los peques.



¿Qué os parece la selección de entretenimiento de bolsillo? ¿Tenéis algún juego pequeño que creéis que podría añadirse a lista?

Y no, tranquilos, ¡¡¡que no me olvido de la sorpresa!!!

Pues resulta que, habemus sorteo de la mano de PinTaPum. Si quieres conseguir un pack de bolsa totebag y dos minibox pásate por mi instagram y sigue las instrucciones.



El sorteo se abre hoy 13 de marzo con la publicación del sorteo en instagram y finaliza el viernes 17 de marzo a las 21h, así el ganador tendrá el premio a tiempo para las vacaciones de Semana Santa.

¡¡Suerte!!